LA COMISIÓN DE JUSTICIA APRUEBA REFORMAS AL CÓDIGO PENAL DEL ESTADO PARA ELEVAR PENAS EN EL DELITO DE LESIONES A UNA MUJER EN RAZÓN DE SU GÉNERO.

En reunión de la Comisión de Justicia, se aprobó el dictamen que
reforma el artículo 142 BIS en sus párrafos primero y cuarto del Código
Penal del Estado, con el objetivo de elevar las penas en el delito de
lesiones a una mujer en razón de su género.
La propuesta, presentada por el diputado René Oyarvide Ibarra busca
incluir en el apartado de lesiones cometidas contra la mujer en razón de
su género, una penalidad de 8 a 20 años de prisión y sanción pecuniaria
de cuatrocientos a setecientos días del valor de la unidad de medida y
actualización.
El artículo establece que se considera que existen razones de género
cuando concurra alguna de las siguientes circunstancias: Que las
lesiones causadas sean infamantes, degradantes o una mutilación; Que
previo a la lesión infringida existan datos que establezcan que se han
cometido amenazas, acoso o violencia del sujeto activo contra la
víctima.
Actualmente, la penalidad establecida se ubica en 7 a 14 años de
prisión, y sanción pecuniaria de doscientos a quinientos días del valor de
la unidad de medida y actualización, con lo cual se busca establecer una
sanción más severa para quienes cometan este ilícito.
Se indica además, que si entre el sujeto activo y la víctima existió una
relación sentimental, afectiva o de confianza; de parentesco, laboral,
docente o cualquiera que implique subordinación o superioridad, y se
acredita que en virtud de esa relación fueron infringidas las lesiones
infamantes, degradantes o mutilaciones, se impondrán de 12 a 21
años de prisión, y multa de quinientos a ochocientos días del valor de la
unidad de medida y actualización.

La sanción establecida en el Código, por esta agravante, es de 9 a 18
años de prisión, y multa de trescientos a seiscientos días del valor de la
unidad de medida y actualización.
Se indica en la exposición de motivos de esta iniciativa, que el objetivo
es sancionar con mayor severidad este tipo de conductas y proteger la
integridad de las mujeres, evitando generar en el infractor la evasión
para realizar el daño. Esto debido al incremento en el caso de violencia
hacia las mujeres, que se incrementó durante el confinamiento por la
pandemia de COVID-19.
El dictamen respectivo se presentará a votación en el pleno.