INDIGNA LA INDIFERENCIA OFICIAL Y FALTA DE EMPATÍA CON LOS

ELEMENTOS UNIFORMADOS

El asesinato de dos elementos de la Policía Estatal es una afrenta al
Estado mexicano, un reto al Gobierno del Estado y un mensaje a los
ciudadanos de que la autoridad es indiferente ante hechos tan graves,
dijo el diputado Edgardo Hernández Contreras.
El presidente de la Comisión de Seguridad Pública, Prevención y
Reinserción Social del Congreso del Estado, aseguró que si estos
ataques contra los policías se hubieran registrado en Estados Unidos o
cualquier país de Europa, habría una indignación nacional y un combate
frontal contra los responsables, “pero aquí no pasa nada”.
“Aquí lo que encontramos es indiferencia, indolencia oficial, eso es
reprobable, no tienen ni tantita dignidad, ni respeto para los familiares y
para todos los uniformados, es para que ahorita estuvieran volcados
persiguiendo a los responsables, coordinando esfuerzos, cumpliendo su
responsabilidad”, dijo.
El legislador Hernández Contreras apuntó que “desde que iniciamos esta
Legislatura dijimos que las autoridades no iban a dar resultados y así
ocurrió, los mandos de las policías de los tres órdenes de gobierno iban
a las mesas de seguridad a tomar café y comer galletitas, mientras la
delincuencia se burla”.
Añadió que el reto del próximo Gobernador del Estado es poner atención
a los temas de seguridad pública y procuración de justicia, “se ha
perdido mucho tiempo con jefes policiacos a los que no les importa la
seguridad de los potosinos, por miedo, por temor, incluso abandonando
los centros penitenciarios”.

2
“Afortunadamente no hubo motines, pero a estas autoridades no les
importó la paz de los potosinos, la seguridad, profesionalizar a los
cuerpos policiacos, fortalecer las policías municipales, debieron tener
expertos en seguridad, procuración de justicia, política criminal, pero
lamentablemente no fue así”, puntualizó.