Donde Ir
Matehuala
18 August 2017
congreso-8

SE REQUIERE ESTABLECER UN CONTROL DE VENTAS DE BEBIDAS ENERGETIZANTES Y ALCOHOL

Ante el riesgo que representa, el consumo de bebidas energetizantes principalmente en niños y jóvenes, la diputada del grupo parlamentario del PRI en el Congreso del Estado, Esther Angélica Martínez Cárdenas, presentó un punto de acuerdo que fue aprobado en Sesión Ordinaria, donde se exhortó a la Dirección General de Gobernación y a los Servicios de Salud de San Luis Potosí, que establezcan un programa para el retiro de la venta de bebidas que contengan alcohol y energetizantes en bares, restaurantes y discotecas.

 

La legisladora recordó que la Secretaria de Salud ha advertido sobre  numerosos efectos secundarios, al consumir estas bebidas y que pueden provocar convulsiones, taquicardia y trastornos del ritmo cardíaco,  hipertensión arterial, diabetes, trastornos del sueño, trastornos de comportamiento y del humor, así como conducta agresiva, violencia, irritabilidad y alucinaciones.

 

Dijo que el consumo de bebidas energéticas ha experimentado una notable expansión en los últimos años. “Tal crecimiento se debe, precisamente, a esa necesidad que tenemos algunas personas de recuperar la energía perdida, esa ilusión de que nuestro cuerpo, esa maquinaria devoradora de energía, rinda más allá de nuestras capacidades reales”.

 

La diputada Esther Angélica Martínez, reconoció que el consumo de estas bebidas se presenta sobre todo en estudiantes en épocas de examen, profesionistas agobiados por la entrega de un proyecto, deportistas que quieren incrementar su rendimiento o, simplemente, jóvenes que quieren alargar la ingesta de alcohol, convirtiéndose en los principales consumidores.

 

Recordó que de acuerdo con informes de la Comisión Federal para la protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), “el problema de combinar bebidas energéticas con alcohol es que estas enmascaran los efectos depresores, pero el nivel de alcohol en el cuerpo y sus efectos nocivos, no se reducen de ninguna manera, por ejemplo, la falta de reflejos causada por ingesta alcohólica permanece aunque el consumidor tenga una percepción distinta”.

 

Desatacó que en Estados Unidos, si un producto contiene más de 150 mg de cafeína debe llevar la etiqueta “Alto en contenido de cafeína”. En la Unión Europea, las bebidas energéticas se consideran bebidas gasificadas y también deben declararse altas en cafeína en la etiqueta cuando contengan más de 150 mg de cafeína. “En nuestro país no se recomienda su consumo por: niños menores de 12 años, ni para personas sensibles a la cafeína” y “No mezclar o consumir junto con bebidas alcohólicas” finalizó.

+ POPULARES