SE DEBE EXIGIR CREDENCIAL DE ELECTOR EN BARES Y CENTROS NOCTURNOS

226

#CONGRESOSLP.-El vicepresidente de la Comisión de Desarrollo Económico y Social del Congreso del Estado, diputado Mariano Niño Martínez, exhortó a las autoridades estatales y municipales para que de manera conjunta con los propietarios de bares y centros nocturno, se garantice que sea obligatorio exigir la credencial de elector a los jóvenes que pretendan ingresas a estos establecimientos y, con ello, evitar que se expendan bebidas embriagantes a menores de edad.

Reconoció que el consumo de bebidas alcohólicas en menores de edad es un problema que preocupa en la actualidad, ya que, es un factor de riesgo para que jóvenes menores a los 18 años de edad puedan enfrentarse a problemas de adicciones.

Dijo, “creo que es muy importante asegurarse que en los centros nocturnos, bares y discotecas se pida un documento oficial para verificar que los jóvenes que pretendieran ingresar sean mayores de edad para poder acceder a la compra de bebidas alcohólicas”.

Esto sería muy importante, porque de esta manera se podría contribuir a la prevención no sólo de accidentes, sino a la comisión de algunos delitos, cometidos por menores de edad.

Reconoció que este problema vinculado con el ingreso de menores de edad a establecimientos donde se expenden bebidas alcohólicas es complicado, sin embargo, señaló que también es una cuestión de “criterio” de los propios propietarios de los bares, cantinas o centros nocturnos, tomando en cuenta que existen menores que no representan físicamente su edad.

El diputado, Mariano Niño, dijo “es una responsabilidad compartida entre autoridades y los propietarios de los bares y centros nocturnos, porque las medidas están dadas y por lo tanto se les debe solicitar la credencial de elector como documento de identificación para comprobar que sean mayores de edad; es complicado aplicar otras medidas, aunque también es por criterio para permitir el ingreso a estos lugares”.
El vicepresidente de la Comisión de Desarrollo Económico del Congreso del Estado, consideró que no es necesario endurecer las penas o sanciones en contra de aquellos establecimientos donde la expendan bebidas embriagantes a los menores de edad, pues en la actualidad ya existe una legislación y sólo se requiere de aplicar la ley vigente.