Donde Ir
Matehuala
21 August 2017
3

Entrevista realizada al Dip. Enrique Alejandro Flores Flores. Coordinador de la Fracción Parlamentaria del PAN.

  1. Inaudible

 

Dip. Enrique Flores: El día de hoy en el PAN, los panistas tenemos más coincidencias que diferencias.

Las diferencias en el PAN se dirimen con diálogo y cuando se agota el diálogo hay otras instancias a las cuales recurrir. Es una práctica normal en mi partido, en el Partido Acción Nacional está integrado por gente libre, gente que tiene una libertad de criterio, pensamiento y forma de ver las cosas, no somos como otros partidos rehenes de un líder solamente.

Entonces esa libertad que nos da el partido de disentir y de debatir, también nos lo da de llegar a consensos y a diálogo. El llamado de mi presidente nacional el día de ayer fue al diálogo y al consenso, por supuesto que yo ese llamado lo atiendo con responsabilidad y aparte con muy buen ánimo, sin duda alguna, los debates al interior que hemos tenido en San Luis Potosí en el PAN, nos van a fortalecer porque estamos realmente poniéndonos de acuerdo de tratar de que engrane la máquina y en los próximos días ya tenemos una reunión con el jefe nacional, con el jefe estatal y con su servidor para llegar a un consenso.

Dijo algo muy claro, al final de cuentas las diferencias que tenemos van a ser dirimidas por otra instancia y el Partido Acción Nacional va a estar a lo que resuelva esa instancia, eso para mí es un llamado a la responsabilidad y al respeto por las instituciones que siempre ha prevalecido a Acción Nacional, sin embargo esto no quita que estemos reuniéndonos platicando y conversando siempre dentro de Acción Nacional y esa parte no nos quita nuestro espíritu combativo y nuestro espíritu de querer hacer.

Mal harían los panistas quedándose callados,  sin proponer, sin debatir, porque nosotros no somos así. Somos un partido integrado por ciudadanos que tienen cada quien su forma y su criterio de ver las cosas y lo platicamos al interior de Acción Nacional.

Las diferencias que tenemos no son tantas como las grandes coincidencias que tenemos por el bien de San Luis Potosí y de México.